4 de noviembre de 2013

Hazme la guerra.

Hojas muertas por el suelo que reviven con el caminar suave de tus pasos. Hoy son los fríos y otoñales colores cálidos los que se reflejan en tu cuerpo y tu sombra simplemente se tambalea por esa acera húmeda que han dejado las últimas lágrimas del cielo. Abres la puerta y el ruido de las llaves descansando sobre la madera me hace saber que estás aún más cerca, quizás sean las ganas o tal vez eres tú, buscándome las ganas. Tus pasos se acercan sigilosamente y ahí, es cuando me doy cuenta que tu calor empieza a hacer presencia por la casa. El ruido de la calle nos impone nuevas reglas, terminar dejándolo mudo montando una nueva guerra. 
Yo te declaro la guerra y tú me quitas los escudos, me arrancas la coraza y me dejas a corazón descubierto. Sabes que ganas la batalla y con tu sonrisa me haces sacar la bandera blanca, me rindo y hago caso a aquel lema que decía: "Haz el amor y no la guerra".
Que las banderas blancas nos envuelvan y descubramos la libertad. Dejas de lado las armas, sabes que las utilizas demasiado bien como para que sigan haciendo falta. 
La suerte de esta guerra es que es buscada, lo bonito de ella es que es deseada y lo más guerrero de ella es que me arañas el alma con una simple mirada. 

Empecemos una nueva guerra que así podremos amarnos más. 

5 comentarios:

  1. Las mejores guerras son aquellas que se libran entre besos y caricias, y donde no hay vencidos ni vencedores. No hay mejor territorio para conquistar que el amor del otro.

    Besitos muy dulces para ti y mis deseos de una feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Comparto por aquí la misma guerra del cuerpo y del alma, donde no hay vencidos, solo vencedores.
    Nos leemos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ''La suerte de esta guerra es que es buscada, lo bonito de ella es que es deseada y lo más guerrero de ella es que me arañas el alma con una simple mirada.'' Increíble.
    Cómo se nota que mientras escribías esto, felicidad corría por tus venas. Tienen razón: la mejor guerra es aquella en la que no hay ganadores ni perdedores, sólo hay amor.

    Me alegra volver por este mundillo y ver que sigues escribiendo tan magníficamente bien.
    (besos con sonrisas)

    ResponderEliminar
  4. "Yo te declaro la guerra y tú me quitas los escudos, me arrancas la coraza y me dejas a corazón descubierto". Me has dejado sin palabras con esta frase.
    Me ha encantado tu blog. Te sigo :)

    Un besín desde http://www.yellowprincess006.blogspot.com/

    ResponderEliminar