2 de octubre de 2013

Una melodía diferente.

El tintineo de tus labios mientras se separan para revelar su mejor secreto, ese que guardan sigilosamente a pesar de saber que siempre se les escapa, tu sonrisa. Brillante, repleta de alegría, sin mentiras y absolutamente hipnotizadora. 
La dulce melodía que brota de tus adentros formada por compases, una palabra un compás. Un compás que se caracteriza por ser "allegro" con adornos y armonía, a veces tranquilo como otras agitado. Compás susurrado, o gritado. A media voz e incluso resquebrajada en un impulso que sólo produce una melodía más...viva, alegre, atrevida. Tu voz y tu risa se conviertan ahora en la melodía que da vida a mi vida. 
El murmullo de las mariposas que despiertan con tus besos, el repique de mi corazón al escuchar un 'te quiero', el simple sonido de dos cuerpos unidos, la escala ascendente de nuestro placer o el silencio que se queda velando nuestros sueños cuando se mezclan y entrelazan como lo hacemos nosotros a la hora de soñar juntos. 
Ahora que estoy contigo, haces que todo tenga sentido. Ahora tienen sentido mis sentidos. Ahora siento que necesito oírte y escucharte, necesito de ti...todos esos momentos. Ahora...
solo puedo decir que te quiero.


2 comentarios:

  1. Bella melodía que describes de manera que se siente al leer.

    Gracias por volver a mi blog. Dulces besos para ti.

    ResponderEliminar
  2. ¡Has vuelto! ¡Has vuelto! No te vayas.

    ResponderEliminar