20 de octubre de 2011

La difícil sencillez.

Sonaba aquella canción, como si de una banda sonora para ese momento se tratara. 
- Y tú, ¿tienes miedo de que algo falle?
- No. Sólo le tengo miedo a una cosa.
- ¿A cuál?
- A perderte.

Todo acabó en un beso y un abrazo acompañados de un "Estoy seguro de que esto durará mucho".
Hoy no suena aquella canción, simplemente suena ese diálogo una y otra vez en su interior. Lo recuerda pero no entiende nada, a pesar de que ya se había hecho la ligera idea de todo lo que pasaba, ya sabía muchas más razones. Había decidido plantearse nuevos objetivos, ya no quería hacer esfuerzos para lograr entender algo. Sólo quería pasar página, olvidar las mentiras y las falsas promesas. 
Todo parece más fácil pensando que no lo ha vuelto a ver y que tardará mucho en hacerlo, pero incluso lo más sencillo tiene su complejidad. 


5 comentarios:

  1. Más razones por aquí.
    Parece que aún nos falta mucho por descubrir.

    Un abrazo, preciosa!!

    ResponderEliminar
  2. ¿Estáis lejos?
    No sé porque se acabo tu historia, pero sí sé que las personas, o por lo menos yo, y muchas que conozco, cuando una historia se acaba o algo sale mal empezamos a recordar los para siempre, o las promesas de que nunca nos haríamos daño. Por eso no me gusta prometer nada, porque realmente el mañana es incierto. Pero nada de lo que pase hoy cambiará la felicidad que sentiste, en algún momento, de tener a algien a tu lado y el miedo de perderle.

    ResponderEliminar
  3. La difícil sencillez de expresarlo como tú lo haces....

    ResponderEliminar
  4. Precioso texto! te sigoo
    P.D: soy la del twitter @anaa_219 :D
    un besoo

    ResponderEliminar
  5. Lo más sencillo siempre es lo mejor, para bien o para mal. Todo tiene una razón de ser.

    Un Dulce beso.

    ResponderEliminar